Mi carrito

Cerrar

¡Envío GRATIS sin pedido mínimo! (para envíos a la península)

5 ENFERMEDADES QUE EVITAMOS USANDO GAFAS DE SOL

Evitar enfermedades usando gafas de sol

No proteger a los más jóvenes de la casa con gafas de sol adecuadas pueden provocar a corto plazo enfermedades oculares

Estan son las 5 enfermedades más comunes que podemos evitar usando gafas de sol durante todo el año:

  1. Quemaduras: tener expuestos los ojos de nuestros hijos a la luz solar puede provocar a lo largo del tiempo quemaduras térmicas que conllevan lesiones corneales que pueden perjudicar en el buen desarrollo de sus ojos hasta llegar a la etapa adulta.
  2. Conjuntivitis alérgica: en los últimos años esta enfermedad ha aumentado en la población infantil debido a la gran cantidad de polen y la contaminación que hay acumulada en las calles. Por este motivo, una manera sencilla de prevenir la conjuntivitis alérgica en nuestros pequeños es usando gafas de sol durante todo el año. Los síntomas más frecuente de la conjuntivitis alérgica son los picores, el lagrimeo excesivo, la visión borrosa, sequedad e incluso en algunas ocasiones se producen fuertes dolores de cabeza y dificultades al respirar.
  3. Eritemas: en los niños la capa córnea que actúa como filtro a los rayos ultravioleta del sol (UV) es más delgada que en los adultos. Tener a los más pequeños de la casa expuestos a luz solar sin gafas de sol puede provocar eritemas oculares que se manifiestan en forma de ojos rojos con una fuerte sensación de picor y escozor.
  4. Queratitis: el uso de lentes de contacto para el sol no adecuadas puede provocar este tipo de enfermedad. Los síntomas de la queratitis asociadas al uso de lentes de contacto no homologadas  son ojo rojo, sensación de cuerpo extraño, visión borrosa, secreciones, lagrimeo, molestia a la luz y dolor.
  5. Fotofobia: Muchos niños padecen en algún momento de la infancia fotofobia. No es una dolencia grave pero conviene tratarla cuanto antes para evitar lesiones oculares en los niños o las temidas migrañas. La fotofobia es una alta sensibilidad a la luz, ya sea solar o artificial y puede provocar visión borrosa además de mucha incomodidad. Por este motivo, es más que recomendable que los niños, padezcan fotofobia o no, usen unas gafas de sol homologadas, realizadas con materiales duraderos como el policarbonato.

Si sospechamos que alguno de los más pequeños de la casa tiene algunas de estas enfermedades es importante que consultemos a un oftalmólogo de inmediato. Una espera en el diagnóstico y tratamiento pueden conllevar complicaciones graves. 

Nônos Kids, gafas de sol de calidad para tus hijos.