Mi carrito

Cerrar

¡Envío GRATIS sin pedido mínimo! (para envíos a la península)

¿CÓMO ACOSTUMBRAR A LOS NIÑOS A LLEVAR GAFAS DE SOL?

Acostumbrar niños a las gafas de sol

Es más que necesario que los niños se acostumbren desde pequeños a llevar gafas de sol y hacerles entender los beneficios que ello conlleva

La recomendación principal  es que los padres acostumbren a los niños a las gafas de sol desde edades tempranas, de modo que a los 8 o 10 años los niños ya estén habituados a llevarlas, con todos los beneficios que ello conlleva. En el caso de los niños, la protección cobra mayor relevancia todavía. La visión de los pequeños es más sensible que la de los adultos porque, al estar aún están en fase de crecimiento, los órganos son más “tiernos” y, además, la dosis de radiación puede acumularse.  

En muchas ocasiones puede parecer una tarea casi imposible acostumbrar a los más pequeños de la casa a llevar gafas de sol, pero si damos con las monturas adecuadas resultará mucho más fácil.

Son muchos los papas y las mamas que han logrado que sus hijos usen gafas de sol durante todo el año como un accesorio imprescindible a la hora de dar un paseo o realizar alguna actividad en un dia soleado. Conseguir este objetivo es mucho más sencillo comprando gafas de sol con monturas de policarbonato de última generacióncomo las que ofrece NÔNOS, ya que pesan muy poco y se adaptan a la perfección a los niños gracias a sus bisagras flexibles. Si a todo esto le añadimos su diseño y el acabado “soft-touch” será mucho más fácil acostumbrar a nuestros hijos a que no salgan de casa sin sus gafas.   

¿Qué ocurre con esos niños que se niegan por completo a llevarlas?

Algunos niños se pueden negar por completo a llevar gafas de sol. En este sentido, los padres podemos utilizar algunas técnicas para llegar convencerlos:

  1. Habla con tu hijo sobre la importancia de la salud visual y las consecuencias de no llevar gafas de sol (sin dramatizar).
  2. Deja que el niño elija las gafas de sol a su gusto, de este modo estará más conforme con ponérselas. Tanto en la forma como en el color, es importante que sean de su gusto
  3. No los castigues o les riñas cuando se quiten las gafas de sol, más bien refuerza su comportamiento cuando sí las llevan, con una actitud optimista.
  4. Cada vez son más los papas o mamas que  llevan gafas de sol. Son personas a las que ellos admiran y pueden servirles de modelo.