Mi carrito

Cerrar

¡Envío GRATIS sin pedido mínimo! (para envíos a la península)

¿CÓMO EVITAR EN LOS NIÑOS EL "SÍNDROME DEL OJO SECO"?

Gafas de sol para niños de calidad Nônos Kids.

Somos muchos los padres que tenemos asumido que, con el fin del verano y las altas temperaturas, los ojos de los niños ya no precisan de protección y las gafas de sol para los más pequeños de la casa ya no son necesarias. La realidad es que  sucede todo lo contrario: con la llegada del clima frío y seco, los ojos necesitan aún más atención y precauciones.

El XLIX Congreso de la Sociedad Andaluza de Oftalmología (SAO) explicó a los asistentes que el frío también puede afectar a la salud visual. Síntomas como una lubricación deficiente, visión borrosa, picazón y ardor, son experimentados por muchísimos niños durante la temporada de invierno. Sin ir más lejos, es la época del año en la que se produce un incremento de niños que padecen el síndrome del ojo seco.

En el invierno debido a las bajas temperaturas, el ambiente seco y el viento, los ojos de los niños, producen menos lágrima, o lágrima de mala calidad, por lo tanto tienen una menor lubricación en sus ojos lo que provoca este tipo de afección ocular.  

LA PREVENCIÓN ES MUY IMPORTANTE

La pregunta que nos hacemos a continuación es: ¿cómo podemos tratar esta afección? Los especialistas aconsejan usar lágrimas artificiales, llevar gafas de sol para evitar el impacto negativo que las rachas de viento pueden ocasionar en nuestros ojos y parpadear con frecuencia.

La sequedad ocular, en invierno, la producen en gran medida el frío y el viento, también hay un factor que incide y potencia este síntoma: las calefacciones. Los espacios interiores con la calefacción encendida producen cambios de temperatura y humedad a nuestros ojos, incrementando así la sequedad. Intentemos evitar los lugares con la calefacción muy elevada.