Mi carrito

Cerrar

¡Envío GRATIS sin pedido mínimo! (para envíos a la península)

GRAN DESCUBRIMIENTO CONTRA EL CÁNCER INFANTIL DE RETINA

El cáncer infantil de retina es un tipo raro de tumor que afecta a los tejidos de la retina del ojo.

En Nônos siempre apostamos por la salud visual infantil y por este motivo estamos de enhorabuena, ya que el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, conjuntamente con la compañía biotecnológica VCN Biosciences, ha llevado a cabo un tratamiento experimental para el tumor de retina infantil que consiste en inyectar un virus, modificado genéticamente, con el fin de atacar las células cancerígenas más graves y evitar así la extirpación ocular.

El cáncer infantil de retina es un tipo raro de tumor que afecta a los tejidos de la retina del ojo. Se forma en la capa de tejido nervioso posterior al ojo, que detecta la luz del exterior y envía las señales al cerebro. Es un tumor maligno intraocular común en niños, con una incidencia de uno por cada 15 mil nacidos vivos, por lo que se considera el segundo tumor intraocular más frecuente. La mitad de los pacientes que padecen este tipo de cáncer suelen ser de temprana edad y no tienen antecedentes familiares de retinoblastoma. Se diagnostica frecuentemente en niños menores de seis años, entre uno y dos años es la edad más común.

Después de los ensayos preclínicos con animales de laboratorio y líneas celulares, el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha iniciada el ensayo clínico, dirigido por los doctores Guillermo Chantada, Jaume Catalá y Jaume Mora, para tratar con el virus genéticamente modificado a pacientes con tumores oculares resistentes a la quimioterapia.

Estas últimas semanas ya han comenzado los ensayos de toxicidad en dos pacientes para analizar la seguridad del tratamiento y, según Chantada, los resultados están siendo positivos y los pacientes no han experimentado ninguna toxicidad inesperada.

Aunque  esta primera fase se base en el control de la toxicidad del tratamiento, el doctor Chantada ha explicado que también han observado indicios de eficacia. ”Es un primer gran paso para que este sueño de tener tratamientos dirigidos al cáncer con muy poca toxicidad en el resto de las células sea posible”, ha subrayado Chantada, al tiempo que ha destacado la importancia de su aplicación en los casos de oncología pediátrica. ”Los niños tienen toda una vida por delante y tenemos que hacer que vivan y que vean suficientemente bien como para tener una vida similar a la que hubieran tenido sin tener esta enfermedad”, ha destacado.