Mi carrito

Cerrar

¡Envío GRATIS sin pedido mínimo! (para envíos a la península)

¿POR QUÉ LOS NIÑOS DEBEN USAR GAFAS DE SOL TODO EL AÑO?

Usar gafas de sol todo el año

Muchos padres y madres no somos conscientes de cómo afecta el sol, no solo en verano, a los ojos de los más jóvenes de la casa

Nunca dejaríamos que nuestros hijos estuvieran durante el verano al aire libre sin utilizar gorras,cremas con factor de protección adecuado o camisetas para proteger su piel de la quemadura solar. En este sentido,  no siempre nos damos cuenta de que los ojos también son sensibles a esta radiación, siendo especialmente peligrosa una parte de ella: la radiación ultravioleta (UV), solo parcialmente filtrada por la atmósfera.

Debido al cambio climático la radiación ultravioleta (UV) a la que están expuestos nuestros hijos es cada vez  más intensa, y siempre está presente, aunque esté nublado.

Esta radiación es un 10% más intensa por cada mil metros que subimos sobre el nivel del mar, y también aumenta según nos acercamos más al ecuador. El ojo tiene un sistema natural para protegerse del UV y que no dañe su parte más delicada, la retina. Córnea, pupila y cristalino actúan como filtros naturales, ayudados por párpados y cejas. Pero esta protección no es totalmente efectiva en los más jóvenes, ya que sus ojos están menos preparados para protegerse que los de un adulto.

Tener a los ojos de nuestros hijos expuestos  a la radiación solar produce problemas inmediatos (quemaduras, eritemas, conjuntivitis, queratitis, dolor, fotofobia) y a largo plazo, por acumulación del efecto nocivo de la radiación (alteraciones en esclera y conjuntiva, cataratas, degeneración macular).

Las cataratas producen una pérdida de visión reversible (mediante cirugía), pero los daños en la retina son irreversibles.

Es básico y  fundamental proteger los ojos desde la infancia con gafas de sol, pero no todas son adecuadas. Hay que asegurarse de que cumplan unos requisitos mínimos de calidad. En próximos artículos analizaremos qué factores hay que tener en cuenta a la hora de comprar unas gafas de sol para los más jóvenes de la casa.